Qué son los objetivos SMART y por qué son importantes para tu tienda virtual

Índice de contenidos

Cuando tienes un negocio, necesitas preocuparte de diferentes factores para que tengas éxito. Muchas veces, creas metas y objetivos para ellos, pero te frustras al no cumplir con los resultados y expectativas.

Hay una manera de planificar sin que esto no ocurra. Es definiendo objetivos específicos y detallados para desarrollar las estrategias de tu negocio. Estos objetivos se llaman objetivos SMART.

Si deseas crear una tienda virtual o si ya la tienes, es importante que definas dónde quieres llegar con tu ecommerce. Con los objetivos SMART, lograrás adecuar lo que es necesario para alcanzar tus metas con mucho más eficiencia. 

Qué son los objetivos SMART

SMART es el acrónimo de “specific”, “measurable”, “achievable”, “relevant” y “time-bound”. O sea, son los objetivos específicos, mensurables, alcanzables, relevantes y temporales.

Siguiendo estas características, es mucho más probable que logres buenos resultados. Estos objetivos ayudan a definir dónde se quiere llegar con una empresa o proyecto.

Específicos (Specific)

Tus objetivos deben ser específicos. Significa que cuanto más los describas con detenimiento, mejor sabrás qué estás buscando. Por ejemplo, en lugar de decir que quieres “aumentar las ventas en línea”, defines que tu objetivo es aumentar las ventas en línea en 5% dentro de un mes. 

Ser específico te permite ser más eficiente al planear las acciones necesarias para alcanzarlo y medir los resultados.

Mensurables (Measurable)

¿Pero, cómo medir los resultados de tus acciones? A través de KPIs, o indicadores claves de desempeño, que vas a determinar cuando crees tus objetivos. Por eso, es importante que sean específicos. 

Los KPIs son las métricas más relevantes para tu negocio. Así que, si vas a medir el aumento de ventas como el ejemplo anterior, necesitas de números como:

  • Número de visitantes
  • Número de ventas
  • Tasa de conversión
  • Tasa de rechazo
  • Ticket promedio
  • ROI y ROAS

Alcanzables (Attainable)

Es fundamental que seas realista y responsable con tus objetivos. Es decir, aunque trabajes duro, no puedes crear un objetivo que no puedes alcanzar.

Los números deben ser desafiantes para que te incentives a ti y a tu equipo. Pero, a la vez, deben ser alcanzables para que no frustres a nadie, cuando no llegues al resultado esperado.

Relevantes (Relevant)

Por supuesto, debes establecer objetivos que sean relevantes para tu negocio. Debes direccionarlos según sus prioridades, para que te ayuden a alcanzar el éxito y crecimiento constante.

Temporales (Time-bound)

Por fin, debes establecer un determinado periodo de tiempo para concluir tus objetivos. Por ejemplo, aumentar las ventas en línea en 5% dentro de un mes.

Al establecer este periodo, logras organizarte con tu equipo de trabajo y medir el empeño para cada uno de los objetivos.

Cómo aplicar los objetivos SMART

Cómo aplicar los objetivos SMART

1. Haz una lista de todos los objetivos que desear alcanzar

En primer lugar, debes pensar en lo que deseas para tu negocio. Puedes hacer tú la lista o puedes pedir a un gestor de tu empresa. Lo importante es escribir.

Al principio, no te preocupes por las definiciones. Cuando escribes lo que piensas, te motivas a seguir adelante.

Una vez que hayas hecho la lista, vas a verificar cuáles tienen las características de los objetivos SMART. Entonces, elegirás los más adecuados y necesarios para el momento de tu empresa.

2. Divide en categorías

Para organizarte, separa los objetivos definidos en categorías. Recuerda que los objetivos SMART son para diferentes sectores de tu empresa. Por ejemplo, a la vez que quieres aumentar 5% de las ventas, también deseas aumentar el número de atendimientos en un chat en línea. 

Esta categorización te ayuda a identificar tu principal problema. Imagina que estás perdiendo ventas porque no tienes un soporte de atención al cliente en tu tienda virtual. Aunque tengas objetivos distintos, la solución entre ellos está relacionada.

La manera cómo vas a organizarte dependerá de las necesidades de tu empresa. En nuestro ejemplo, un objetivo es de ventas y otro de customer success.

3. Utiliza la metodología SMART

Ahora, vas a aplicar la metodología SMART a cada uno de los objetivos que elegiste. Para hacerlo, hay que checar las características una vez más.

En primer lugar, vas a verificar si son objetivos específicos. Luego, si son mensurables y atribuir los KPIs de medición para cada uno, así como el periodo de tiempo en que tienes intención de alcanzar.

Recuerda que deben ser relevantes para tu negocio y posibles de cumplir.

4. Comparte los objetivos SMART con tus compañeros de equipo

Es imprescindible que compartas con tu equipo los objetivos SMART definidos. Al final, si no estás solo, los demás deben saber dónde quieres llegar para definir sus estrategias.

Con empeño y organización, lograréis cumplir los objetivos.

5. Prepárate para los problemas 

Aunque planifiques muy bien tus acciones, pueden ocurrir imprevistos. Deberás solucionarlos sin perder la atención en tus metas.

Aconsejamos que te previnas. Algunos obstáculos pueden ser inesperados, pero otros los puedes prever y adelantarse en tus soluciones.

Beneficios de los objetivos SMART

Los beneficios de utilizar los objetivos SMART 

Los objetivos SMART son fundamentales para definir tus estrategias. 

1. Productividad

Cuando específicas y trazas los objetivos que buscas para tu empresa, aclaras el camino que tienes que hacer para alcanzarlos. Enfocas tus esfuerzos donde más necesitas y puedes anticipar algunos problemas.

De esta forma, aumentas tu productividad y de tu equipo, pues os centráis en una meta específica, mensurable y alcanzable.

2. Foco

Si te centras, por lo tanto, el foco es otra ventaja de los objetivos SMART. El trabajo es más eficaz, pues evita distracciones y puede presentar buenos resultados más rápidamente.

Además, te enfocas en tus recursos y tienes más control de ellos, una vez que sabes qué necesitas para tus acciones. En consecuencia, el control te genera ahorros.

3. Visión empresarial

Amplias la visión de tu negocio cuando utilizas la metodología SMART. Al final, como hemos dicho, los objetivos que creas son para diferentes sectores de tu empresa. Tener visibilidad de todos los recursos y esfuerzos que necesitas para alcanzarlos, te ayuda a hacerlo más fácilmente

4. Feedback

Como describes con detenimiento los criterios de tus objetivos, se hace más fácil entender tus éxitos y, principalmente, fracasos.

Si fallaste, ¿por qué ocurrió? Con los KPIs y métricas bien definidas, podrás analizar los números y entender qué necesitas mejorar o cambiar.

5. Perfil estratégico

Si te acostumbras a utilizar la metodología SMART, adquieres un perfil estratégico. Es decir, usarás esta técnica para alcanzar tus objetivos y trabajar con eficiencia. Además, tu empresa se destacará y diferenciará de la competencia.

6. Crecimiento

Con control de tus recursos y planificación estratégica, establecerás procesos de crecimiento continuo. En consecuencia, aumentarás la rentabilidad de tu negocio.

Objetivos SMART: clave de éxito

Los objetivos SMART facilitan y optimizan el desarrollo de tu negocio. Te permiten estructurar detalladamente tus estrategias y saber cómo llegar a dónde quieres.

Estos objetivos específicos, mensurables, alcanzables, relevantes y temporales te ayudarán a alcanzar tus metas. Disfruta de las ventajas de la metodología SMART.

Página de inicio Blog Ecommerce Qué son los objetivos SMART y por qué son importantes para tu tienda virtual
También les gustará ...
Comience a utilizar JivoChat
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo