Seguridad de la información: qué es y cómo crear una política de protección de datos

22 de noviembre de 2023
Tiempo de lectura8 minutos
Sybele F.
Sybele F.
Content Manager

La seguridad de la información es un tema muy actual y cada vez más relevante, especialmente en el contexto organizacional.

Con los avances tecnológicos y el gran volumen de datos que se genera cada segundo, surge la necesidad de que las organizaciones elaboren políticas y estrategias enfocadas a proteger sus activos contra amenazas y ciberataques capaces de traer pérdidas financieras y daño a la reputación de la empresa.

Estudios demostraron que sólo el 17% de las empresas están adecuadamente protegidas contra ataques de piratas informáticos y software malicioso (malware).

Teniendo esto en cuenta, es crucial que las empresas se dediquen a implementar medidas preventivas que garanticen una mayor seguridad de sus datos y también de los de sus clientes.

¿Qué es la seguridad de la información?

En el contexto corporativo, podemos definir la seguridad de la información como un conjunto de acciones y estrategias que buscan proteger los datos producidos y almacenados en una empresa.

Para ello se implementan buenas prácticas y políticas, denominadas cumplimiento, con el objetivo de controlar los riesgos y evitar cualquier tipo de amenaza a la integridad, confidencialidad, disponibilidad y autenticidad de estos datos.

En otras palabras, la seguridad de la información tiene como objetivo proteger los datos de una empresa contra accesos no autorizados, cambios no deseados, fugas, intrusiones en el sistema y pérdida de datos e información sensible y valiosa.

¿Qué implica la seguridad de la información?

La seguridad de la información implica una serie de buenas prácticas y estrategias enfocadas a garantizar la integridad de los datos frente a ciberataques y otras diversas amenazas y riesgos que pueden perjudicar a la empresa y a sus clientes.

En este sentido, se definen políticas, procesos internos y herramientas con la intención de minimizar riesgos y evitar que parte de esta información sensible acabe en manos de personas malintencionadas o se pierda por falta de un respaldo.

¿Qué es un activo en seguridad de la información?

En seguridad de la información, el término "activo" se utiliza para referirse a cualquier componente de la empresa que se busca proteger, como datos, hardware, software, usuarios, espacios físicos, etc.

Los activos son todo aquello que representa valor (financiero o de otro tipo) para el negocio y que merece ser protegido contra cualquier tipo de amenaza.

¿Qué es una amenaza a la seguridad de la información?

Las amenazas son cualquier cosa que pueda comprometer la integridad, confidencialidad y disponibilidad de la información de una empresa.

Los ciberataques (malware, ransomware, phishing, gusanos, caballos de Troya, etc.), las causas naturales (apagones, rayos, lluvia, etc.) y los errores humanos son ejemplos de amenazas a las que pueden estar sujetos los datos de una organización.

¿Qué importancia tiene la seguridad de la información para las empresas?

Uno de los activos más valiosos que puede poseer una empresa son los datos que produce y almacena. Por lo tanto, mantenerlos adecuadamente seguros es sumamente importante para evitar pérdidas por filtraciones e incluso secuestros de información sensible.

Las empresas que descuidan la seguridad de la información son más vulnerables a diferentes tipos de amenazas que pueden resultar costosas no sólo desde el punto de vista financiero, sino también en la reputación de la empresa en el mercado y en las relaciones con sus clientes.

Especialmente en esta era, en la que la mayoría de las operaciones se desarrollan en un entorno digital y online, es fundamental que la empresa establezca estrategias y políticas internas sólidas que garanticen la máxima protección de los datos bajo su custodia.

Esto incluye información confidencial sobre empleados, clientes, contabilidad, finanzas, contratos, negociaciones en curso, correos electrónicos, hojas de cálculo, planes, etc.

¿Cuáles son los pilares de la seguridad de la información?

La seguridad de la información se basa en 5 pilares fundamentales. Funcionan como una guía para orientar acciones que se centran en garantizar la seguridad de datos de una organización.

1. Confidencialidad

El primer pilar de la seguridad de la información se refiere a la confidencialidad de los datos.

Las medidas implementadas deben poder garantizar que solo personas autorizadas accedan a la información.

Generalmente se acostumbra definir niveles y control de acceso, estableciendo una jerarquía para los datos; cuanto más sensibles sean, menos personas podrán acceder a ellos.

2. Integridad

La integridad se trata de preservar los datos. El objetivo es evitar que sean alterados, dañados o corrompidos generando pérdidas a la empresa.

Generalmente, la integridad de los datos se preserva mediante copias de seguridad automáticas, control sobre los cambios realizados en un documento, mantenimiento periódico del hardware de almacenamiento, entre otras acciones.

3. Disponibilidad

Además de la confidencialidad e integridad de los datos, también deben estar disponibles para ser accedidos cuando sea necesario.

Esto significa que la seguridad de la información también debe garantizar que los usuarios autorizados puedan acceder a estos activos cuando quieran, en cualquier momento y día.

Esto evita que los procesos organizacionales tengan que ser interrumpidos, provocando retrasos en la operación.

4. Autenticidad

La autenticidad es un pilar de la seguridad de la información que proporciona que los datos sean legítimos, verdaderos, sin intervenciones de personas no autorizadas que se hagan pasar por otras que tienen autorización.

Se debe garantizar que no haya falsificación de registros y que se realice un seguimiento adecuado de todas las acciones de los usuarios.

5. Legalidad

Todos los procedimientos encaminados a la seguridad de la información deben cumplir con la ley.

Los datos protegidos deberán cumplir con la Ley General de Protección de Datos Personales, garantizando que la empresa actúa dentro de lo establecido en la legislación vigente.

Seguridad de la información con enfoque en el comportamiento del usuario

Además de invertir en potentes sistemas y mecanismos de seguridad de la información, equipados con criptografía, autenticación biométrica, computación en la nube, antivirus actualizado, copias de seguridad automáticas y varias otras características, también es importante centrarse en el comportamiento del usuario.

De hecho, los dispositivos tecnológicos disponibles hoy en el mercado contribuyen significativamente a proteger a las empresas contra las acciones de piratas informáticos, fugas de información confidencial, accesos no autorizados y amenazas de cualquier otra naturaleza.

Sin embargo, los empleados también deben recibir orientación sobre las mejores prácticas que pueden adoptar a diario para garantizar la seguridad de la información.

A través de cursos y formaciones internas es posible enseñar a los empleados de la empresa, por ejemplo, a comprobar si el sitio web al que acceden es seguro, a no compartir sus contraseñas personales, a no levantarse de la mesa sin antes bloquear su ordenador, a no hacer clic en enlaces sospechosos o archivos abiertos enviados por personas que no conocen.

Ordenador con un candado

¿Qué es la norma ISO sobre seguridad de la información?

Los estándares ISO se refieren a un conjunto de reglas creadas por la Organización Internacional de Normalización y sirven para establecer pautas que ayudarán a las empresas a adoptar estándares internacionales en diferentes áreas de la gestión.

En el caso de la norma ISO sobre seguridad de la información en internet, la número 27001 trae todos los requisitos para que la empresa obtenga la certificación empresarial en gestión de seguridad de la información.

ISO 27001 establece estándares globales para definir políticas, planificación, procesos, responsabilidades y prácticas enfocadas a proteger los datos de la empresa.

Al seguir la norma ISO 27001, la empresa demuestra que es capaz de mantener sus datos seguros de manera eficiente. Se compromete a poner en práctica las normas internacionales, demostrando a sus clientes y proveedores que la seguridad de la información se toma en serio en la empresa.

4 consejos sobre cómo crear una política de seguridad de la información para tu empresa

La política de seguridad de la información establece qué buenas prácticas se deben implementar en la empresa para garantizar que sus datos e información se almacenen y procesen de forma segura.

Se trata de un documento que pretende orientar la conducta del día a día de los empleados cuando tratan con información sensible y también en situaciones de crisis. La información puede ser confidencial y, por tanto, debe tratarse con cuidado.

Consulte ahora 4 consejos sobre cómo desarrollar una buena política de seguridad de la información para su empresa.

1. Evaluar la situación de tu empresa

Para definir la política de seguridad de la información es muy importante que primero realices un diagnóstico de tu empresa en este ámbito.

En otras palabras, ¿cómo se aborda actualmente la protección de datos? ¿Cuáles son las principales amenazas y vulnerabilidades?

2. Crear tu política de seguridad de la información

A partir del relevamiento de la situación actual de su empresa en materia de protección de datos, cree una política de seguridad de la información que aborde todas las brechas identificadas.

Además, intentar cumplir con los estándares internacionales definidos en la norma ISO 27001. Crear una jerarquía para el acceso a los datos, definir una rutina de auditoría, establecer sanciones por malas conductas, desarrollar un folleto con buenas prácticas para el uso del correo electrónico corporativo y la navegación en la web.

3. Comunicar e implementar la política de seguridad de la información

Comunicar ampliamente dentro de la organización los lineamientos establecidos en la política de seguridad de la información.

Para una implementación efectiva, invierta en capacitación como una forma de educarlos sobre el buen uso de la tecnología corporativa y cómo ser conscientes de los riesgos y amenazas.

4. Vigilar el cumplimiento de las normas establecidas

Intente controlar cómo los empleados se han adaptado a la política de seguridad de la información y si se están siguiendo las reglas establecidas.

Realizar revisiones periódicas para actualizar este documento a las necesidades de la empresa y realidades del mercado.

Conclusión

A lo largo de este artículo pudiste comprender qué es la seguridad de la información y qué importancia tiene para las organizaciones.

Sin una política sólida centrada en garantizar la protección de datos, la empresa es más vulnerable al fraude, al acceso no deseado y a otras ciberamenazas diversas.

Por tanto, dedícate a este importante aspecto del negocio y protege los datos de tu empresa y los de tus clientes.

Compartir este artículo
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo