Storytelling: qué es y cómo usarlo

7 de agosto de 2023
Tiempo de lectura16 minutos
Sybele F.
Sybele F.
Content Manager

Infoproductores, escuelas y otro tipo de negocios digitales saben muy bien la importancia de ganar la atención del público para tener éxito en los negocios. Pero, ¿cómo se destaca en medio del torbellino de información en el que vivimos hoy?

Una gran opción es utilizar el storytelling.

Ya te explicaremos qué significa esa palabra y cómo puedes utilizar las técnicas del storytelling para reforzar tu estrategia de comunicación con el público.

¿Qué es el storytelling?

Storytelling es la habilidad de contar historias, creando una narrativa atractiva para transmitir el mensaje deseado de una manera atractiva y efectiva.

El término storytelling proviene del inglés: story, que significa historia, y tell, que significa contar. Por lo tanto, los narradores son capaces de construir una narrativa relevante. Deben formar una historia con trama, personajes y ambiente para transmitir un mensaje central.

Los directores de cine usan la narración para producir películas notables y los escritores para crear libros inolvidables. Las marcas pueden usar la misma técnica para cautivar y atraer a su audiencia.

¿Cuál es el propósito del storytelling?

Como su nombre lo indica, el propósito de la narración es contar una historia. En general, en el contexto de la comunicación, este objetivo es crear un vínculo emocional con el público para llamar su atención. Entonces, transmitir un mensaje de manera efectiva y crear una oportunidad de compra de tu producto o servicio.

Este objetivo principal solo es posible si la estrategia narrativa logra otros cuatro objetivos más específicos. Guiar al público a través de un viaje, generar identificación en la historia, despertar emociones en el público y seducir con la narrativa presentada.

Guía a tu audiencia en un viaje

Construir un viaje no significa que siempre tengas que crear una narrativa como las que vemos en películas y libros. Esto también puede significar simplemente organizar sus ideas y presentarlas de manera estructurada a la audiencia.

¿Quieres un ejemplo? Piensa en cómo Ted Mosby, personaje de "Cómo conocí a vuestra madre", guió a sus hijos, y al público, a través de más de 200 episodios en un viaje para contar cómo conoció a su madre.

Genera identificación

Otro elemento importante del storytelling es generar identificación en la audiencia. Haciendo colocarse en el centro de esa historia y construir un vínculo poderoso con esa experiencia.

A modo de ejemplo, imagina un lector de la serie de Harry Potter. Empezó a leer el primer libro de la serie, Harry Potter y la piedra filosofal, cuando tenía 11 años. Era la misma edad que el personaje principal. Esto hizo que se identificara mucho con el protagonista. Creó una conexión duradera que le hace recordar la historia hasta el día de hoy, 17 años después de leer el libro por primera vez.

Despierta emociones

Generar identificación es una forma muy eficaz de despertar emociones en el público, y este es también uno de los objetivos del storytelling.

Despertar el lado emocional con una historia bien contada es una forma de fortalecer aún más el vínculo de la audiencia con esa narrativa. Lo que crea una experiencia más intensa e incluso más notable.

Por ejemplo, es difícil hablar con alguien que vio la película El Rey León y no se emocionó cuando Mufasa es arrojado por un precipicio por su hermano Scar. Cualquiera que vuelva a ver esta escena estos días probablemente sentirá la misma indignación y tristeza que si fuera la primera vez.

Seduce

Con esto llegamos al objetivo final de la narración, que es seducir o conquistar a una audiencia.

Por eso, se crearon y contaron miles de historias para transmitir los más variados mensajes, y las que logran seducir al público son las más exitosas.

Montaje de una chica leyendo libros

¿Cuáles son los principales usos del storytelling?

La narración se puede utilizar de muchas maneras. Pensando en el mercado de escuelas, infoproductores y negocios digitales, los principales usos son en producción de contenidos, ventas, consultoría y educación.

En la producción de contenidos

Quizás el uso más común del stroytelling en el mundo de los negocios hoy en día, sea la producción de contenido. La creación de historias atractivas es una excelente manera de impulsar los resultados de tu empresa como estrategia de marketing.

Si sabes quién es tu audiencia, podrás imaginar qué elementos usar para construir historias con las que las personas se identificarán. Así será posible transmitir tus mensajes de una manera mucho más persuasiva.

Invertir en la creación de contenido relevante, creativo y atractivo es esencial para que tu marca se destaque de la competencia y gane a su audiencia.

En venta

El storytelling también puede ser un gran aliado a la hora de vender tus productos o servicios. Al fin y al cabo, es una técnica que se puede utilizar para mostrar tu oferta de valor de forma mucho más persuasiva a los clientes potenciales.

Para aplicar el storytelling en tu proceso de venta, primero que nada necesitas conocer y entender a la persona con la que estás hablando. ¿Cuáles son sus intereses, deseos y necesidades? Esto te dará contexto para crear una narrativa relevante.

Luego, ten claro cuáles son tus objetivos y el producto o servicio que se ofrece. De esa forma, puedes concentrarte en lo que realmente importa a la hora de construir tu discurso.

Finalmente, entienda el tiempo disponible. Si tienes mucho tiempo, utilízalo a tu favor. Todavía si tienes, por ejemplo, 15 minutos para una conversación, asegúrate de poder resaltar los puntos principales de tu venta dentro de ese período.

En consultoría

Los consultores son figuras encargadas de ayudar a otros profesionales a identificar problemas, encontrar soluciones y conseguir resultados. Es decir, trabajar codo con codo con otras personas.

Por eso, es importante que este tipo de profesional sea capaz de combinar su visión analítica y estratégica con una buena capacidad de comunicación. Así, consiguiendo que todo el equipo implicado en el proyecto entienda la situación actual y hacia dónde quiere ir.

Encontrar metáforas y relaciones entre los retos profesionales y las situaciones cotidianas puede ser una buena forma de hacer entender problemas complejos de forma sencilla y directa. Contribuye a un mejor resultado al final de la labor de consultoría.

En educación

Hablando de storytelling, es difícil no pensar en los profesionales de la educación. Cualquiera que haya tenido que enfrentarse a interminables horas de clase con un profesor que no conseguía captar la atención de los alumnos sabe cómo transmitir información de una forma interesante que marca la diferencia.

Usando lo contrario del ejemplo anterior, todos tienen ese profesor que hizo volar la clase, además de presentar todo el contenido de una manera fácil y didáctica, sin importar cuán complejo sea el tema. A menudo, este tipo de profesional utiliza el storytelling para conseguir resultados como este.

Sea del área del conocimiento que sea, cuando los profesionales de la educación acercan los contenidos teóricos a la realidad de los estudiantes a través del storytelling, no solo se optimiza el resultado final, es decir, el aprendizaje de la clase, sino que los estudiantes crean un vínculo más fuerte con eso. profesional, mejorando toda la experiencia de aprendizaje.

En el diseño

El diseño como Storytelling es de hecho un recurso bastante utilizado, especialmente en el mundo offline.

Muchas tiendas y restaurantes lo utilizan para envolver a los consumidores en una experiencia que resulte más satisfactoria.

Pero no es algo exclusivo del mundo físico, los diseñadores UX de aplicaciones y páginas web pueden crear plataformas digitales que cuenten una historia. En ese caso, el uso de imágenes y elementos visuales es sumamente importante para crear una historia que guíe a los usuarios y visitantes desde el inicio hacia dónde quieres llevarlos.

En estrategia de marca

El posicionamiento de marca también puede involucrar la narración de historias para que se fije en la mente de tus clientes.

Por lo tanto, las narrativas deben explorar la relevancia de una marca para los clientes.

Coca-Cola es uno de los mejores ejemplos, pues gran parte de sus comerciales se enfocan en contar historias de momentos (especialmente felices) en los que las personas consumen su producto.

El mensaje es claro: Coca-Cola acompaña a estos personajes en momentos felices, ergo, Coca-Cola está contigo en tus mejores momentos.

"Celebra la vida" es su frase de cabecera, como puedes ver la historia se está contando desde diversos elementos, pero siempre manteniendo una narrativa consistente.

¿Cuáles son los elementos principales del storytelling?

Si la idea del storytelling es crear una narrativa atractiva para cualquier mensaje que se quiera transmitir, está claro que no existe una fórmula mágica que funcione para todos los casos.

Aún así, es importante entender cómo se relacionan los cuatro elementos de la narración para que la narrativa final pueda lograr buenos resultados. Ellos son: mensaje, ambiente, personaje y conflicto.

1. Mensaje

El mensaje es el punto principal de la narración. Es el objetivo por el que se construye todo el discurso, y el mensaje debe ser lo suficientemente fuerte no solo para despertar el interés del público sino también para quedar grabado en su memoria.

2. Entorno

El entorno es donde se desarrolla tu historia. Grandes escritores como Stephen King, por ejemplo, se esfuerzan mucho en crear descripciones detalladas de los entornos en sus historias, lo que aumenta la inmersión y la participación de la audiencia a lo largo de la narración.

3. Personaje

El personaje es la figura central de la narración, siendo quien recorrerá todo el recorrido creado y actuará como guía o acompañante del espectador a lo largo de la narración. Los personajes destacados suelen ser aquellos que logran a cabalidad uno de los objetivos de la narración: generar identificación.

4. Conflicto

Finalmente, el conflicto es el elemento que da sentido a la narración, es lo que motiva al personaje a recorrer todo su recorrido y llegar al final de la historia. Los conflictos buenos son aquellos que crean un viaje difícil pero alcanzable para que el personaje logre sus objetivos.

¿Cómo usar el storytelling?

Para aplicar la narración de historias en su estrategia de comunicación, es importante comprender cómo los cuatro elementos presentados anteriormente se pueden aplicar a su realidad.

Ten claros tus objetivos para poder definir un mensaje fuerte alineado con tu negocio, construir un ambiente y carácter con el que tu audiencia pueda identificarse y relacionarse para generar una buena conexión. Y, finalmente, elaborar un conflicto que esté presente en el día a día de tus consumidores potenciales para mostrar cómo sus desafíos pueden superarse con tu ayuda.

Como decía antes, no existe una fórmula mágica para poner en práctica el storytelling. A pesar de ello, veamos ahora dos ejemplos muy conocidos de cómo estructurar una buena narrativa que pueden servir como referentes: el modelo de Pixar y el viaje del héroe.

Storytelling

El storytelling Pixar

Incluso si no conoces a Pixar, es prácticamente imposible no conocer al menos una de sus películas de gran éxito como Toy Story, Monsters Inc.,Los Increíbles, Ratatouille, Buscando a Nemo, etc.

El estudio de animación es reconocido por crear historias altamente atractivas, y esto se debe a la excepcional aplicación del storytelling en sus producciones.

A pesar de la enorme cantidad de trabajo y calidad en la creación visual de sus películas, la estructura sobre la que se construyen sus historias puede entenderse de una manera razonablemente sencilla. Tiene tan solo tres grandes bloques: presentación, viaje y cambio.

Presentación

Es el comienzo de la historia, el famoso "érase una vez". En este primer bloque, Pixar presenta a los personajes de la historia y el entorno en el que sucederá todo, y luego algo desencadena el conflicto.

El viaje

El conflicto es el detonante para que comience el viaje de la historia. A lo largo del viaje, los personajes atravesarán diferentes logros y dificultades, que transformarán a este personaje hasta resolver el conflicto.

El cambio

El cambio es el momento en el que termina la historia, y es cuando vemos al personaje con el conflicto ya resuelto y ahora viviendo una realidad transformada por todo lo que sucedió a lo largo de su viaje.

La narración del viaje del héroe

Otra estructura de construcción de historias bien conocida es el viaje del héroe, que puede verse como un desglose de los tres grandes bloques presentados en el modelo de Pixar.

En el viaje del héroe, podemos ver 12 etapas diferentes que suelen aparecer en las narraciones famosas, como vemos a continuación.

El mundo común

El mundo común es donde tiene lugar la presentación del entorno y los personajes, al igual que el escenario de presentación de Pixar. En ese momento se suelen presentar todos los elementos necesarios para generar identificación con el público.

La llamada a la aventura

La llamada a la aventura es el detonante que inicia el conflicto que seguiremos a lo largo de la historia. Esta llamada hace que el personaje se sienta impulsado a vivir cosas nuevas y fuera de su entorno.

Rechazo de la llamada

La negativa a la llamada es un momento en el que el personaje se debate consigo mismo sobre qué hacer. O sea, dejar todo como está y no emprender una nueva aventura o salir de su zona de confort y afrontar el reto.

Encuentro con el mentor

El encuentro con el mentor. Puede ser no solo una persona, sino también otro evento. Es lo que motiva al personaje a tomar acción y enfrentar el conflicto. Esta figura o evento resuelve el impasse del personaje para que pueda emprender su viaje.

Cruzando el primer umbral

Este es el primer contacto del personaje con experiencias desconocidas, cuando todavía está descubriendo cómo comportarse y actuar fuera de su entorno normal.

Pruebas, aliados y enemigos

A lo largo de este nuevo viaje, el personaje se encuentra enfrentándose a diferentes pruebas y enemigos, además de ganar aliados en el camino. Son estos elementos los que preparan al personaje para resolver desafíos cada vez mayores a lo largo de la historia.

Acercándose a la cueva secreta

Este es el momento de calma antes de la tormenta. La aproximación a la cueva secreta es cuando el personaje hace una especie de pausa en su viaje para reflexionar sobre las cuestiones que le hicieron resistir en el paso de rechazar la llamada. Esta pausa también sirve para reforzar la grandeza del próximo desafío, aumentando la tensión de la historia.

Aprobación

El calvario es el gran desafío al que se enfrentará el personaje en su viaje. A menudo es un punto de inflexión, una batalla de vida o muerte, y es necesario que el personaje use todo lo que ha aprendido y logrado a lo largo del viaje para superar esta barrera.

A recompensa

Tras superar el mayor reto de todos en la etapa de prueba, ahora el personaje ha conseguido lo que representa la recompensa a todo su esfuerzo. Esta recompensa puede ser o no un objeto físico, y es algo que representa la victoria ganada.

El camino de vuelta

Aunque los grandes enemigos y los desafíos han pasado, el personaje todavía necesita afrontar el camino de regreso a su mundo inicial y reflexionar sobre todos los eventos allí.

La resurrección

La resurrección es el momento en el que aparece un nuevo reto cuando ya todo parecía resuelto. Es cuando el gran enemigo regresa y coge al personaje por sorpresa y puede echarlo todo a perder, pero también es cuando ese enemigo es derrotado para siempre y el personaje renace a una nueva vida.

El regreso con el elixir

Finalmente, el regreso con el elixir es el momento en que el personaje se consagra como héroe. Es entonces cuando consigue volver a su entorno natal portando el símbolo de su victoria tras tan difícil periplo, resolviendo todos los problemas de aquella historia.

Storytelling

¿Cómo hacer un Storyteling efectivo?

Para narrar una buena historia, además de estar pendiente de todos los elementos que ya se han mencionado en este artículo, es necesario cumplir concretamente con algunas características.

Conoce a tu público objetivo

Tu público objetivo son aquellas personas que sabe que estarán interesadas en su producto o servicio.

Para que puedas crear historias que impacten a esta audiencia y tengan éxito, necesitas conocer la mayor cantidad de información posible sobre ellos. Recuerda que tu público objetivo debe identificarse con la historia que se le presenta, y para eso debes conocer cuáles son los intereses de ese público, y adaptar tu narrativa a esos intereses.

Solo con una historia que sea relevante podrás establecer una relación con la audiencia.

Para obtener más información sobre tu público objetivo, puedes invertir en la creación de un Buyer Persona, para representar una parte de su público objetivo y definir cuáles son sus intereses, especialmente lo que sacia tu producto o servicio.

Trata temas relevantes

Al identificar los intereses del público objetivo, podrá comprender cuáles son los temas y tópicos más interesantes para desarrollar y crear el Storytelling.

Puedes investigar a tus competidores con la metodología del cliente misterioso para comprender mejor de qué temas están hablando.

Incluso puedes abordar algunos problemas similares, pero siempre trata de traer algo nuevo al consumidor, y por supuesto, invierte en generar una narrativa que haga que tu producto se destaque frente a la competencia.

Crea tus personajes

Muchos de los que se preguntan cómo hacer un Storytelling quieren cumplir este paso primero, pero solo debería hacerse cuando se conoce a la audiencia.

Para crear tu personaje principal, debes pensar en características que lo hagan lucir fuerte frente a los obstáculos que enfrentará. Esa fortaleza podría venir con tus productos o servicios.

Tu personaje debe tener una personalidad llamativa que dé una buena impresión a tu público objetivo, lo suficiente como para que encuentren una manera de identificarse contigo y ponerse en su lugar.

Construye tu narrativa

Recuerda el punto fundamental, una buena narrativa debe tener desarrollo por lo que debes llevar al consumidor del punto A al punto B.

Por lo tanto, debe tener una introducción, un desarrollo y un final, aunque los obstáculos son importantes y captan la atención de la audiencia, no es necesario exagerar.

Basta con ser preciso a la hora de buscar las necesidades de tu público objetivo e identificar cuál es la principal dificultad a afrontar para construir un Storytelling que lleve hacia un punto B cerrando una compra, consumiendo un contenido o cumpliendo con determinada acción.

Sé creativo

Usa tu creatividad para traer algo nuevo, único y auténtico. Tu audiencia no prestará atención a tu historia si les ofreces más de lo mismo, por lo que debes tomarte el tiempo para planificar cada uno de los pasos para construir tu Storytelling.

Recuerda presentar solo los problemas que pueda resolver, a los lectores les gusta sorprenderse, así que invierte tiempo para crear giros en la trama y rompe de patrones.

Crea un final sorprendente para transmitir el mensaje deseado y evita usar modelos de venta directa donde seas demasiado obvio al hablar de tus productos o servicios; eso sin olvidar tu objetivo principal.

Revisa tu historia periódicamente

Una vez terminado, es hora de hacer un análisis riguroso y ver qué puntos se pueden mejorar.

Qué aspectos deben incluirse para que su público objetivo pueda comprender el mensaje que deseas transmitir. Además, al analizar el Storytelling revisa si realmente se ajusta a la razón por la que la creaste.

¿Quieres ayudar a la gente de verdad? Mantén enfocada tu historia. Revisa tu historia periódicamente por si algún ajuste es necesario.

¿Listo para hacer tu storytelling?

Cuando se usa bien, el storytelling es una herramienta poderosa para transmitir los mensajes de tu marca de una manera atractiva y duradera para la audiencia.

Utilizar técnicas de storytelling en tu comunicación es una forma efectiva de fortalecer tu relación con los consumidores y diferenciarte de la competencia. Consecuentemente aumentando la presencia de tu marca en el mercado.

Compartir este artículo
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo