Cómo crear un comercio electrónico sin saber programación

Índice de contenidos

Vender un producto online nunca ha sido tan fácil. Esto ha despertado el interés de los pequeños empresarios que pueden poner en marcha su comercio electrónico con un coste operativo mucho menor en comparación con una tienda física.

Al principio, es normal tener dudas: “¿Por dónde empezar?, ¿Qué debo aprender?”, “¿Necesito saber programación para crear un e-commerce?”. Ya te adelantamos que no necesitas saber programar para crear una tienda virtual. Existen soluciones pensadas precisamente para los que están comenzando y de eso hablaremos en este artículo.

El mercado digital está creciendo a una velocidad récord año tras año. Muchos comerciantes se están subiendo a esta ola y migrando a la venta en línea. Principalmente, por la facilidad que ofrece internet: con pocos recursos, es posible publicitar un producto a millones de personas. Fascinante, ¿verdad?

Quiero tener mi propia tienda virtual, pero no sé programar

Quien está ingresando en el mercado digital ya se habrá imaginado que para crear una página web o un e-commerce es necesario saber programación web. Al final, son las líneas de código las que crean todo lo que vemos e interactuamos en Internet:

  • Envío de datos
  • Inicios de sesión
  • Contraseñas
  • Transacciones de pago
  • Control de inventario

Y todo eso parece muy complejo.

Pensando precisamente en los pequeños emprendedores que se inician en el mercado digital, existen las plataformas de comercio electrónico. Ofrecen toda la estructura y el entorno online listo para que el emprendedor pueda crear un comercio electrónico con unos pocos clics. De esta forma, vender en internet se volvió accesible para cualquiera, incluso para aquellos que no saben programar.

¿Qué es una plataforma de comercio electrónico?

Las plataformas de ecommerce son empresas de tecnología que desarrollan soluciones para hacer la vida más fácil a quienes venden en línea. Básicamente, el usuario accede a la web de la plataforma, elige un plan, se registra y, ¡listo! El comercio electrónico ya está disponible para que el usuario personalice con sus elementos:

  • Logotipo
  • Colores
  • Banners
  • Productos
  • Dominio

Y todo lo que una tienda virtual puede ofrecer.

Haciendo una comparación muy simple, Facebook, por ejemplo, es una empresa de tecnología, donde el usuario se registra, crea un perfil y tiene su página. Está hecho por programadores, pero el usuario no necesita saber programar para usarlo. La plataforma de comercio electrónico sigue la misma lógica. Con un simple registro, el emprendedor abre su e-commerce.

Hay un costo para mantener la tienda virtual. Las plataformas suelen ofrecer planes con tarifas mensuales que varían desde valores asequibles y funciones básicas hasta el costo más alto y funciones completas.

Además de describir los productos, también es posible registrarlos con diferentes variaciones de color y tallas. Así el cliente puede seleccionar en el momento de la compra. Por ejemplo: camiseta, color rojo, talla M. Parece bien, ¿verdad?

Todo eso de una forma muy intuitiva.

Foto de un hombre trabajando en el ordenador con códigos de programación

Ejemplos de plataformas de comercio electrónico

Hoy en día, hay muchas plataformas disponibles en el mercado, con una variedad de planes y precios para atender a los propietarios de pequeñas empresas. Vamos a nombrar algunos de los más populares.

Tiendanube

Tiendanube dice que la plataforma es para tiendas de todos los tamaños, siendo ideal para pequeñas empresas con perspectivas de crecimiento en el mercado digital.

Gracias a su tecnología, Tiendanube se adapta a cada tipo de negocio de diferentes formas. Permite que el diseño de las tiendas sean únicos y da la posibilidad de instalar aplicaciones e integrar desarrollos personalizados.

Shopify

Shopify es una plataforma basada en suscripción donde cualquiera puede configurar una tienda en línea y vender sus productos físicos o productos digitales.

Te brinda una manera rápida de lanzar tu negocio. Si quieres personalizar tu tienda o incluso construirla desde cero, la tienda de aplicaciones de Shopify y sus API lo hacen fácil.

Jumpseller

Jumpseller es un software de comercio electrónico diseñado para ayudar a las empresas a crear tiendas en línea y vender productos en varios canales de venta o plataformas de redes sociales, como Facebook, Google Shopping e Instagram. Los gerentes pueden crear facturas automáticamente, agregar soporte de chat en vivo a las tiendas en línea y proteger los datos confidenciales mediante funciones SSL.

Consideraciones importantes para un comercio electrónico funcional

Ahora que conoces un poco más sobre las plataformas de comercio electrónico, investiga y entiende cuál es más compatible con el perfil de tu empresa.

Para que toda tienda virtual funcione bien y tenga posibilidad de crecimiento, tenga en cuenta los siguientes temas:

Ahora, comprendamos dos temas importantes: cómo procesar el pago de los pedidos y ofrecer el envío en el comercio electrónico.

Pasarela de pago

Cuando el cliente accede a la tienda y compra un producto, es necesario realizar la transacción de datos y acusar recibo del pago del pedido. Para ello, la tienda virtual necesita estar integrada con pasarelas de pago, como PayPal, Mercado Pago, Stripe, Amazon Pay, entre otras.

Son estos agentes externos quienes procesarán el pago y devolverán la información a la tienda con el estado de “pagado”, “pago rechazado” o “cancelado”. Todo ello sin que el cliente tenga que abandonar el entorno del comercio electrónico.

Para utilizar la pasarela de pago, no hay cuota mensual y con un simple registro y unos pocos clics es posible configurar y dejar la tienda lista para vender. Sin embargo, se cobra una tarifa sobre el monto de cada pedido pagado. El valor de las tarifas suele estar disponible para su consulta en el sitio web de la pasarela. Corresponde al comerciante investigar y elegir la mejor relación costo-beneficio.

Pasarela de envío y entrega

El envío tiene un impacto directo en la decisión de compra del usuario, los métodos de entrega y el monto cobrado son factores importantes. Tener buenas opciones logísticas es fundamental hoy en día.

Para que el minorista pueda ofrecer fletes a precios muy atractivos para sus clientes, es necesario tener un gran volumen de pedidos para obtener descuentos de correos y transportistas. Al principio, los pequeños e-commerce suelen empezar con pocas ventas. Entonces, ¿cómo es posible ofrecer envíos más baratos y vender menos? Ahí es donde entran las pasarelas de carga.

En estos casos, el intermediario toma esta demanda y negocia el valor de los correos y transportistas por un precio más barato. Y, finalmente, lo revende a los comerciantes. Así, las pequeñas tiendas pueden ofrecer envíos a un costo más económico para el consumidor.

Al igual que con las pasarelas de pago, solo hay que registrarse en la web de estos intermediarios de transporte e integrarlos con la tienda virtual. La configuración es simple y con unos pocos clics todo funciona dentro del entorno de la tienda.

Imagen vectorizada de un ordenador con datos de programación en la pantalla

El comercio electrónico lo hacen personas para personas

Pues bien, hemos explicado el funcionamiento básico de una tienda online y los recursos iniciales para que funcione correctamente y con perspectivas de crecimiento. Está claro que no hace falta saber programar para crear un comercio electrónico. Surgieron plataformas para posibilitar y facilitar la entrada de pequeños comerciantes al mercado digital.

Aunque hoy en día la mayoría de los servicios están automatizados, el buen funcionamiento de un negocio en línea depende de las personas. Es decir, un equipo ágil para dar de alta productos, atender a los clientes, editar fotos y banners, empacar pedidos y encargarse de las estrategias de marketing. Con eso, también considera tener un programador en el equipo.

Con el tiempo, cualquier cambio puede ser necesario para personalizar la tienda con funciones adicionales y enriquecer la experiencia del usuario, generando más conversiones. Un buen programador será capaz de identificar cómo implementar todos los cambios necesarios que se presenten para hacer la vida más fácil tanto al vendedor como al comprador.

Página de inicio Blog Ecommerce Cómo crear un comercio electrónico sin saber programación
También les gustará ...
Comience a utilizar JivoChat
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo