Reducir costos en tu ecommerce: aprende cómo hacerlo

3 de noviembre de 2022
Tiempo de lectura12 minutos
Sybele F.
Sybele F.
Content Manager

Para empezar, es necesario aclarar que los costos de mantenimiento de una tienda virtual no son siempre más bajos que los de una tienda física. Esta es una visión simplista e ilusoria.

Muchos de los costos de mantenimiento de un e-commerce no son percibidos por el consumidor, ya que están ocultos a sus ojos. Sin embargo, aunque el comercio electrónico no tiene por qué asumir el costo del alquiler y el personal de ventas, veremos que tiene una variedad de otros costos relacionados con el modelo de operación en línea.

Reducir costos en el comercio electrónico, como en cualquier emprendimiento, es un desafío y una necesidad. El comerciante debe enfrentarlo para mantenerse, de manera sustentable, en un mercado cada vez más disputado.

Planifica la reducción de costos 

La planificación es la palabra clave. Será la que señalará dónde será posible reducir los gastos, sin embargo, sin comprometer su negocio.

Hay costos involucrados en mantener una tienda en línea funcionando correctamente. La gran pregunta para todos los gerentes es mantener siempre estos valores lo más bajos posible, considerando también la calidad del producto y la operación. 

Por lo tanto, aunque la reducción de costos en el comercio electrónico sea un reto, es extremadamente necesario. Al final, si la empresa cuesta menos, automáticamente genera mayores márgenes de beneficio.

Para reducir costos es necesario conocerlos, primero. Cada sector de la empresa tiene los suyos y, cuando se analizan, es más fácil detectar la mejor manera de reducirlos. Este es un proceso importante, pero debe ser estratégico. De lo contrario, existen riesgos de pérdida de cualificación en el trabajo, lo que afecta a la competitividad.

En este post te mostraremos cómo se puede reducir costos en un un ecommerce de forma inteligente, sin perjudicar al negocio. ¡Entiende más sobre esto y mira 10 consejos sobre cómo hacerlo!

Principales costos de un ecommerce

Podemos dividir los costos en el e-commerce en dos grupos bien diferenciados:

Costos pre go live (antes de la fecha de lanzamiento)

Son costos relacionados con las inversiones necesarias para la creación de la tienda en sí. Compuesta por las configuraciones de las herramientas necesarias para su funcionamiento, como la plataforma, el sistema ERP, el sistema antifraude, las pasarela de pago (intermediario). También gastos con la creación e implementación del diseño del sitio/tienda, generación o adecuación de stock y embalaje para el envío de las mercancías, gastos con la producción/preparación de fotos de los productos que se estarán disponible para la venta y gastos con asesoría de mercadeo, entre otros.

Costos posteriores al lanzamiento (después de la fecha de lanzamiento)

Comprenden todos los costos relacionados con el mantenimiento de las operaciones de comercio electrónico, tanto fijos como variables. Aquí, además de los costos ya conocidos en una tienda física, como impuestos, alquiler, limpieza y mantenimiento, nómina, etc., también es necesario considerar los costos específicos de mantener un negocio en línea. Entre ellos tenemos:

  • Costo mensual de la Plataforma;
  • Costo mensual de herramientas antifraude y ERP;
  • Costos de la pasarela de pago;
  • Costos de envío, relacionados con cuotas mensuales y gastos con empaques y etiquetas de productos;
  • Publicidad, publicidad y costes publicitarios (herramientas de Marketing y agencias).

Como puedes ver, aunque tenga algunos costos en común con los de una tienda física tradicional, en el comercio electrónico existen varios otros costos. Y, estos son exclusivos de las operaciones de un negocio en línea.

En cualquier tipo de negocio, para obtener los mejores resultados y alcanzar nuestras metas, es necesario trabajar siempre con la posibilidad de reducir estos costos. Sin comprometer la calidad de los productos y servicios brindados. Y, claro, de forma que siempre se garantice la satisfacción del cliente y el consiguiente éxito de la empresa

¿Y cómo podemos entonces reducir costos en el comercio electrónico, de manera segura y asertiva? Este es el propósito de este artículo. Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacer esto. ¿Vamos allá?

¿Qué estrategias de reducción de costos en las empresas funcionan para la tienda virtual?

Algunas estrategias conocidas seguro que funcionarán muy bien en tu tienda online. Es importante conocer las categorías de reducción de costos y cómo deben llevarse a cabo.

Reducir costos operativos

Son todos aquellos imprescindibles para el funcionamiento del negocio. Las reducciones pueden ser difíciles de lograr, pero suelen ser las que más cargan a la empresa. Por lo tanto, el foco es comprender cuánto generan y cómo pueden adaptarse de nuevo sin que la empresa empeore su desempeño operativo.

Reducir costos financieros

Las finanzas de la empresa se ven impactadas por las tarifas comerciales, impuestos, pagos de salarios, costos de oficina, papelería y otros artículos y necesidades similares. La mejor salida es analizar todos estos costos, comprender el impacto en el presupuesto y luego intentar ahorrar, pero sin que la empresa pierda calidad.

Reducir costos de producto 

Los costes de producto se producen de dos formas.

  • De adquisición, si tu e-commerce es minorista y solo vende productos
  • O, de producción, si realmente se fabrica un producto.

En ambos casos, es importante revisar el proveedor, de materia prima o mercadería, buscando una opción más económica, pero que nunca deje tu negocio en tus manos.

Reduciendo los costos

Primero, es necesario evaluar todos los detalles sobre el origen de todos los costos y gastos inherentes al negocio, ya sean fijos o variables. Solo entonces realizar la planificación de reducción de costos. Así, se podrá medir el impacto de estos costos sobre el presupuesto disponible y cuál es la posibilidad real de promover su reducción. Sin comprometer el negocio y, a la vez, optimizar sus ganancias.

Elige la plataforma

Este es uno de los principales costes fijos de tu e-commerce y uno de los más importantes.

Es uno de los puntos clave para iniciar un ecommerce. Debes elegir una buena plataforma que sea capaz no solo de satisfacer tus necesidades actuales, sino que esté preparada para acompañar el crecimiento de tu negocio.

Muchas veces, el comerciante tiende a elegir la plataforma solo teniendo en cuenta su costo y las facilidades que ofrece inicialmente. Cree que tendrá menos gastos y más tiempo libre para las demás demandas de su negocio. Sin embargo, muchas veces, una mala elección puede generar grandes "quebraderos de cabeza" y pérdidas importantes que pueden afectar considerablemente la rentabilidad de su negocio. 

Por eso, a la hora de elegir la plataforma, es necesario que conozcas algunas características. Son necesarias para el buen funcionamiento de tu ecommerce:

  • Su usabilidad, confiabilidad y estabilidad
  • Soporte, servicio y capacitación ofrecidos
  • Integraciones con los diversos sistemas y herramientas disponibles en el mercado como medios de pago, control/administración, seguridad, entre otros
  • Diseño atractivo
  • Sensibilidad
  • Integraciones con herramientas de chat online
  • Otras características que permiten al comerciante crear cupones de descuento, planificar una campaña publicitaria, estar seguro de que la plataforma cumplirá con las expectativas del flujo de tráfico, etc.

Actualmente en el mercado existen varias plataformas disponibles, cada una dirigida a diferentes segmentos o tamaños de negocios. Entre las mejores opciones están:

Estas plataformas ofrecen paquetes capaces de satisfacer la demanda para que su negocio crezca con el tiempo. Así, no necesitarás contratar un servicio muy por encima de tus necesidades, lo que puede generar un coste inicial muy elevado e innecesario.

Imagen vectorizada de un ecommerce y, alrededor, íconos representando lo que forma parte, como carrito de compras

Realiza un buen control de stock

El segundo punto más relevante en términos de costo es sin duda el inventario.

Al realizar un control eficiente de la entrada y salida de los artículos dentro de tu stock, contribuyes a la reducción de los costos de tu negocio. Este control te permitirá comprar mejor y en cantidad suficiente, reduciendo costos, evitando pérdidas y aumentar la rotación de productos.

Por eso, debes apostar por herramientas y software que tengan como objetivo facilitar la gestión de tu stock. Deben ser fiables, integrables, capaces de cruzar datos y generar números exactos, evitando que se produzcan las famosas "roturas de stock".

O sea, que no generen mensajes del tipo "producto fuera de stock" o "producto fuera de stock". O incluso que permita vender un producto que ya no está disponible en stock. Lo que, claro, podría generar pérdidas en las ventas y pérdidas en los resultados.

Herramientas de control de stock

Actualmente existen varias herramientas disponibles en el mercado para ayudarle en este control. Entre algunos de los más utilizados, tenemos:

Hojas de cálculo para control de inventario

Muy utilizadas por los pequeños empresarios, siguen siendo una gran opción. Sin embargo, tiene algunas desventajas, como el hecho de que tienen que hacerse manualmente, también son más susceptibles a errores y pérdida de datos, si ocurre una falla en la computadora y no hay tiempo suficiente para realizar una copia de seguridad de los datos que podrían perderse.

ERPs (Enterprise Resource Planning o Integrated Business Management System)

Para aquellos que no quieren correr riesgos y tienen el capital para invertir en una herramienta completa, esta es una buena opción. Es un software cuyo fin es mejorar la gestión empresarial, automatizando procesos e integrando las actividades de control de inventarios, compras y ventas, financiero, contable y fiscal, recursos humanos y producción y logística. Invertir en una buena herramienta capaz de controlar e integrar todos los procesos y actividades de la empresa contribuirá en gran medida a promover un mejor control de los procesos y actividades de negocio.

SRM – Orientado a la producción

Esta herramienta permite optimizar la relación de la empresa con sus proveedores. El objetivo de este sistema es mejorar la eficiencia de los procesos relacionados con la compra, el inventario y el procesamiento de materiales. Contribuyendo a reducir costos y aumentar la calidad, genera así una reducción en el costo del producto final.

Técnicas de control de stock

Además de estos softwares, existen técnicas y herramientas populares muy importantes. Son capaces de ayudar a llevar a cabo un control de inventario eficiente, tales como:

Análisis de la curva ABC:

Este es un método para clasificar el inventario en tres categorías distintas y de acuerdo con su demanda y costo de mantenimiento. Este método, también llamado análisis de Pareto o regla del 80/20, permite categorizar el inventario, determinando qué productos son los más importantes en una empresa. Las empresas deben buscar priorizar la facturación de aquellos productos que tengan mayor margen de utilidad, utilizando mecanismos que apunten a mejorar los canales de adquisición de estos productos, así como su logística.

LEC – o EOQ (Economic Order Quantily)

Es un concepto que pretende reducir al máximo el stock para mantener su coste de mantenimiento lo más bajo posible, calculando la menor cantidad de stock a pedir para satisfacer la demanda máxima del cliente.

Control de Inventario JIT (Just In Time)

Es un sistema que busca establecer el llamado "Inventario Cero", donde las mercancías son fabricadas a partir de un pedido, es decir, a pedido. Te permite minimizar los costos al reducir el desperdicio y aumentar la eficiencia. También evita inventarios obsoletos, desactualizados o deteriorados y errores de producción, los cuales pueden ser fácilmente identificados y corregidos, además de mantener un flujo de caja saludable al evitar el stock de artículos innecesarios. Sin embargo, al adoptar este sistema, es necesario contar con una red de proveedores confiables que también trabajen a tiempo.

Como hemos visto, existen varias formas de llevar a cabo un buen control de inventario utilizando herramientas, desde las más sencillas hasta las más sofisticadas. Vale la pena invertir en herramientas que faciliten la rutina de trabajo de la empresa. Depende del comerciante evaluar sus necesidades y su disponibilidad financiera para luego elegir el que mejor satisfaga su demanda. Lo importante es llevar siempre un control de tu stock al día, evitando así incurrir en pérdidas o mermas, minimizando costes y maximizando la satisfacción del cliente.

Además de elegir una buena plataforma y realizar un buen control de inventario, existen otras medidas que se pueden tomar para reducir los costos de tu e-commerce.

Imagen vectorizada de hombres haciendo gestión de stock

Presta atención al envío

El costo de envío puede afectar directamente tus ventas, porque cuanto mayor sea su valor, menores serán sus posibilidades de venta.

Por lo tanto, necesita identificar su precio promedio y ubicar dónde están sus mayores y principales gastos. De esta forma, podrás medir mejor el precio a cobrar por tus productos, así como las tarifas a cobrar según el lugar de entrega y a realizar.

También puedes hacer alianzas o convenios con diferentes transportistas, evitando estar atado a la oficina de correos, por lo que puedes reducir tus gastos de envío.

Utiliza el marketing a su favor

Sin duda, invertir correctamente en acciones de marketing para potenciar las ventas de tu e-commerce tiene un impacto sumamente positivo en la reducción de costes.

Esto se debe a que, si estas acciones están bien estructuradas, seguramente reducirán el valor de adquisición por cliente, además de ayudar en su difusión, aumentando su visibilidad.

Cuanto mayor sea la visibilidad de una tienda, mayor será la posibilidad de convertir sus ventas.

Busca construir la fidelización del cliente

Fidelizar clientes tiene un coste menor que buscar nuevos clientes. Por eso, es necesario trabajar con la experiencia de tu cliente. Identifica tu buyer persona para que la experiencia de compra en tu tienda sea única.

Para eso, al finalizar la compra, tus clientes deben estar satisfechos. Y, con la sensación de que todas sus expectativas y necesidades no solo fueron satisfechas, sino también superadas.

"La primera impresión es la que queda", por lo que tu cliente debe tener una buena impresión de tu tienda, desde su primera compra. Es necesario que todos los procesos, desde el pago hasta la entrega real del producto, transcurran con la mayor claridad posible. Ya sea mediante el envío de correos electrónicos, o vía chat, envía notificaciones periódicas sobre la compra del cliente. Y trata siempre de cumplir los plazos al pie de la letra, de acuerdo con lo estimado.

Ten siempre a disposición de tu cliente canales de comunicación para que pueda ponerse en contacto cada vez que lo necesite. Puede ser sea vía chat online, redes sociales, email o teléfono. Tu ecommerce debe ser omnicanal.

Esto le demostrará al cliente que tu tienda se preocupa por mantener una buena relación con tu cliente, así como su opinión, creando así un mayor vínculo entre ellos y la consecuente fidelización del cliente.

¿Listo para ahorrar?

Así llegamos al final de otro post que buscaba ayudarte en la tarea de reducir los costos de tu e-commerce.

Espero sinceramente que estos consejos te hayan sido de utilidad para lograr tus objetivos y asegurar la salud financiera de tu negocio.

Compartir este artículo
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo