ROAS: ¿Qué es, cómo calcularlo y qué lo diferencia del ROI?

13 de diciembre de 2022
Tiempo de lectura13 minutos
Sybele F.
Sybele F.
Content Manager

¿Has hecho tu planificación de marketing digital del próximo año? Si la respuesta es sí, ya debes tener estructuradas algunas acciones y campañas que quieres ejecutar, ¿verdad?

No sirve de nada solo crear estrategias que, a tus ojos, son muy buenas y que crees que funcionarán. Por eso, hay que medir continuamente los resultados de tus campañas de marketing digital.

Sin embargo, para que las empresas puedan entender o identificar si las estrategias utilizadas están funcionando, es necesario entender cómo funcionan algunas métricas de marketing digital, como el ROAS.

Esta métrica se aplica a los anuncios realizados por medios pagados e incluso puede confundirse con el ROI (Retorno de la Inversión). Sigue leyendo para descubrir qué es el ROAS, cómo calcularlo y en qué se diferencia del ROI.

¿Qué es ROAS?

ROAS es el acrónimo en inglés de Return on Advertising Spend que, si se traduce al español, significa Return on Advertising Investment o Publicidad.

Esta métrica sirve para medir la efectividad de la campaña o anuncio que estás ejecutando. Es decir, con él es posible identificar el retorno de la facturación o los ingresos obtenidos por el gasto en publicidad paga.

Empresas de todos los tamaños pueden calcular el ROAS de sus campañas para medir y evaluar si los esfuerzos aplicados generaron el resultado esperado, para saber qué se puede volver a hacer y qué se debe descartar.

Básicamente, esta métrica te ayuda a comprender de una manera fácil, práctica e inteligente cómo aplicar mejor tus inversiones en campañas publicitarias pagas.

ROAS se puede confundir fácilmente con ROI. No obstante, el retorno de la inversión publicitaria calcula tus ingresos divididos entre tu inversión, única y exclusivamente en medios pagos, sin considerar sobrecostes con personas, comisiones, internet o cualquier otro tipo de gasto.

Foto de un ordenador con ilustraciones de marketing digital

¿Cuál es el papel del ROAS en el Marketing Digital?

En marketing digital, el ROAS se aplica para demostrar el rendimiento de los anuncios, si los costos publicitarios tienen sentido y si los resultados generan ingresos positivos para la empresa.

Ante esto, es clara la importancia de monitorear esta métrica, ya que puede ser una guía para el equipo de marketing para crear y mejorar futuras campañas, optimizar el presupuesto y aplicarlo a anuncios satisfactorios.

De esta forma, ayuda a tu empresa a analizar la tasa de éxito de tus anuncios y cuánto están contribuyendo o no sus anuncios a que esa tasa sea eficiente.

Además, evaluar el ROAS y compararlo con diferentes medidas publicitarias, como la tasa de clics (CTR) y la tasa de conversión, facilitará la toma de decisiones, lo que puede optimizar costos y garantizar mayores ganancias.

Cabe mencionar que cuando se analiza el retorno de la inversión publicitaria junto con otras métricas, un ROAS bajo no significa necesariamente que tus inversiones no estén dando sus frutos, dependiendo del escenario que se detecte.

Foto de un equipo trabajando con métricas

Diferencia entre ROAS y ROI

Es muy común que las personas confundan ROAS con ROI o viceversa, pero existe una diferencia entre estas dos métricas que debes comprender para no cometer errores al medir los resultados de tus acciones. 

ROI es el acrónimo en inglés de Return Over Investment. Esta métrica se usa para medir el negocio en su conjunto, mientras que el ROAS se usa para medir específicamente la efectividad de un anuncio.

Por ejemplo, al calcular el ROI se deben tomar en cuenta todos los gastos que tuvo la empresa al invertir en algo como gastos con personas, herramientas utilizadas, internet, teléfono y otros.

Así que supongamos que decidiste abrir un comercio electrónico e hiciste una inversión inicial de 1.000€. Dentro de este monto invertido se debe considerar el salario de los empleados, stock de productos, etc.

El ROI también se puede aplicar para medir el resultado de una inversión concreta, como por ejemplo una campaña de Google Ads o una estrategia de marketing de contenidos, pero sin olvidar nunca que se deben incluir todos los gastos que tuvo la empresa al invertir en dicha estrategia. en los costos.

El ROAS, por su parte, sirve para medir únicamente los anuncios realizados en medios pagos. Es decir, solo tiene en cuenta los gastos de publicidad, sin calcular sobrecostes como es el caso del ROI.

Foto de un hombre utilizando una calculadora

¿Cómo calcular el ROAS?

¿Cuánto vendió a través de su anuncio? ¿Cuál fue su facturación o ingresos en una campaña de medios pagados?

Puedes averiguarlo calculando tu ROAS.

Pero cuando se trata de cálculos métricos, la mayoría de la gente piensa que es un error de siete cabezas. De hecho, hay varias métricas donde la fórmula de algunas puede ser más compleja que la de otras.

Sin embargo, en el caso del ROAS es muy sencillo. Simplemente divide los ingresos de tu campaña por los costos de uus anuncios. Si deseaf saber el porcentaje, multiplivs el resultado por 100.

Entonces:

ROAS= ingresos ÷ costo x 100

Mira 3 ejemplos prácticos

ROAS positivo

Supongamos que invirtió 15.000€ en campañas y obtuvo un ingreso de 45.000€. Por cálculo, tu ROAS sería 3 o 300%

ROAS= 45 ÷ 15= 3

ROAS= 3 x 100= 300%

Esto significa que por cada dólar invertido obtuvo una ganancia de 3 dólares.

ROAS neutral

Considerando el mismo ejemplo, si su ingreso fue de 15.000€ en relación a los 15.000€ invertidos, tu ROAS sería 1 o 100%.

ROAS= 15 ÷ 15= 1

ROAS= 1 x 100= 100%

Esto significa que por cada 1 euro invertido, recibiste 1 euro a cambio. Es decir, ni ganancia ni pérdida.

ROAS negativo

Y si, en este ejemplo, tus ingresos fueran de 3.000€ en relación a los 15.000€ invertidos, tu ROAS sería de 0,2 o 20%.

ROAS= 3 ÷ 15= 0.2

ROAS= 0.2 x 100= 20%

Eso significa que obtuviste un retorno de 20 céntimos por cada euro invertido. En otras palabras, tuviste daño.

A pesar de ser un cálculo simple, te ayuda a comprender si las inversiones que está realizando en anuncios están generando ganancias o pérdidas para tu negocio.

De esta manera, no te quedas a oscuras y puedes optimizar tus campañas y tu presupuesto, invirtiendo solo en campañas que están funcionando.

ROAS en Facebook Ads

El cálculo en Facebook Ads se puede realizar de dos formas:

La primera es conocer el ROAS mínimo de una campaña, considerando sus objetivos y presupuesto.

Según el propio Facebook, si desea que el presupuesto de 100€ genere al menos 110€ en compras (es decir, un retorno del 110%), configura el control ROAS en 1,100.

La segunda forma es calcular el ROAS por ventas. Es decir, conocer la rentabilidad o facturación de cada venta, considerando los gastos que implica.

Por lo tanto, solo divida el valor de conversión de las compras realizadas por el gasto total.

ROAS en Google Ads

El ROAS en la plataforma de Google Ads se puede trabajar con cuatro tipos de campaña. Ellos son:

  • Red de búsqueda: los anuncios que aparecen como resultados de búsqueda.
  • Red de Display: anuncios que aparecen en banners posicionados en sitios registrados en la plataforma Google Ads.
  • Google Shopping: anuncios que aparecen en Google Shopping.
  • Campañas de aplicaciones: aquí, el cálculo del ROAS depende de la cantidad de descargas e instalaciones de una aplicación durante un período determinado.

Tanto en Facebook Ads como en Google Ads, es posible definir un ROAS objetivo, es decir, el retorno esperado de una determinada inversión.

¿Cuál es el ROAS ideal?

El retorno de la inversión en publicidad puede ser muy relativo, ya que el valor puede variar de empresa a empresa, teniendo en cuenta la salud financiera de cada organización.

Pero lo que debes tener en cuenta es que si el ROAS es mayor a 1, significa ganancia. Si es menor que 1, ha perdido. Pero, si es igual a 1, fueron ellos por ellos. Es decir, ni ganancia ni pérdida.

Sin embargo, lo ideal siempre es empezar con los pies en la tierra, sin querer alcanzar metas que no forman parte de tu realidad en este momento.

Si recién está comenzando a crear campañas y aún no ha trabajado con ROAS, establece una meta de alrededor del 10%.

A partir de ahí, tendrás datos sobre tus propias campañas y podrás hacer los ajustes necesarios para mejorarlas, así como identificar qué podría funcionar cuando crees futuros anuncios.

También es posible realizar comparaciones entre una plataforma y otra. Por ejemplo, puedes comparar el ROAS que obtienes en Facebook con el que obtienes en Google.

Para eso, identifica la rentabilidad y los costes de cada una de estas plataformas para saber cuál está generando más beneficios para tu negocio.

Foto de un hombre haciendo cálculos

5 consejos para mejorar rápidamente tu ROAS

Ahora que ya sabes qué es el ROAS y cómo calcularlo, ¿qué tal si descubres cómo mejorar y mejorar tu retorno de la inversión publicitaria? Mira los valiosos consejos que separamos para ti:

Crea anuncios receptivos

Teniendo en cuenta que los teléfonos inteligentes son uno de los principales, si no, los principales medios para acceder a Internet, comprar en línea, ver vídeos y mucho más, es necesario pensar en los dispositivos móviles como prioridad a la hora de hacer publicidad.

Pensando siempre en asegurar una experiencia positiva para el usuario, quien se ve constantemente impactado por anuncios cuando accede a un sitio web.

Crea anuncios responsivos y nativos para aumentar tu conversión y, por lo tanto, tu ROAS.

Haz tests A/B

Como cualquier otra estrategia, los anuncios también necesitan ser probados para que puedas entender mejor a la audiencia a la que quieres llegar y saber qué tipos de anuncios les gustan, mejorando así los resultados de marketing y ventas.

Ejecuta pruebas A/B y explora diferentes variaciones y formatos de anuncios para comprender qué funciona mejor para su audiencia.

De esa forma, puedes continuar con los anuncios que están generando un retorno positivo y ventajoso para tu negocio.

Segmenta tus anuncios

Segmentar tus anuncios te ayudará a llegar a la audiencia adecuada en el momento adecuado, es decir, aquellos que realmente comprarán tu producto o servicio ofrecido en la publicidad.

Esto ayudará a mejorar tus inversiones en aplicaciones como el ROAS e incluso aumentará las posibilidades de obtener buenos resultados de los clics y las conversiones.

Benchmark para identificar oportunidades

Para mejorar tus campañas publicitarias, puedes realizar un seguimiento de lo que están haciendo tus competidores.

De esa manera, puedes crear anuncios aún mejores para destacarse de la competencia y comprender las preferencias de tu público objetivo.

Además, al hacer benchmarking, es posible encontrar y poner en práctica oportunidades poco exploradas por tu competencia, teniendo la posibilidad de lograr resultados incomparablemente mejores.

Conoce a tu buyer persona

¿Quieres aumentar tu ROAS de forma rápida e inteligente?

Además de todo lo que hemos presentado hasta ahora, saber muy bien quién o quiénes son tu buyer persona es un punto crucial para mejorar los resultados de tus anuncios.

Eso es porque el concepto de buyer persona está relacionado con ver a clientes potenciales de tu negocio como lo que realmente son, es decir, personas. Personas con deseos, ambiciones, intereses, frustraciones, dolor.

Una vez que comprendas las necesidades de tu buyer persona, tu empresa podrá ofrecerle la solución que realmente necesita.

Foto de un ordenador y hojas con gráficos

7 consejos para usar el ROAS

Para que no te equivoques ni pierdas dinero, mira cómo puedes usar el ROAS de la mejor manera.

El ROAS no hace magia

Como se ha dicho a lo largo del texto, el ROAS sirve para medir la efectividad de los anuncios hechos en medios pagados, ¿no?

Y a pesar de ser una métrica muy interesante e importante para analizar tus estrategias, no hace magia.

Por tanto, si las campañas no son buenas, no se podrá conseguir el ROAS deseado o esperado.

Por lo tanto, ten campañas, canales de publicidad, productos y servicios de calidad para optimizar el valor de conversión con ROAS.

No establezcas el valor demasiado alto

No establezca el ROAS demasiado alto, especialmente si estás comenzando a trabajar con esta métrica ahora, para no dañar tus campañas.

Esto se debe a que, cuando hablamos de campañas de conversión, por ejemplo, Google Ads puede dejar de publicar tus anuncios si no alcanzan el valor alto que ha establecido.

Puedes comenzar con un ROAS promedio y optimizar, aumentar o disminuir el valor según el rendimiento de la campaña.

Lo más importante es establecer objetivos que sean realistas y alcanzables para tu tipo de anuncio.

Elige ROAS basado en datos históricos

Como hemos mencionado, debes trabajar con objetivos realistas y la mejor manera de hacerlo es analizando los datos de campañas anteriores.

Si aún no has hecho ninguna campaña, vale la pena utilizar la estrategia de benchmarking que consiste en analizar y recopilar datos de la competencia.

De esta forma, tendrás una referencia y podrás adaptarla para cumplir tus objetivos. Es importante recordar que debe evaluar los datos históricos de las campañas a las que desea aplicar el ROAS.

Usa reglas de valor de conversión

Puedes optimizar los valores de conversión por ubicación geográfica, tipos de clientes y dispositivos.

Por lo tanto, estas reglas adaptan el valor de conversión de acuerdo con algunas condiciones, como aumentar el valor para las personas en Madrid en un 10%.

Establece límites de oferta

Las estrategias de oferta de cartera de Google Ads te ayudan a alcanzar automáticamente tus objetivos de rendimiento y optimizar las ofertas en varias campañas.

A continuación, te indicamos cómo crear una estrategia de oferta para el ROAS:

  1. En la esquina superior derecha de tu cuenta, haz clic en el ícono de la herramienta y en la configuración.
  2. En "Biblioteca compartida", seleccione Estrategias de oferta.
  3. Haz clic en el botón más (+) y elige el tipo de estrategia de oferta que deseas crear (en este caso, haz clic en ROAS objetivo).
  4. Ingresa el nombre de tu nueva estrategia de oferta de cartera y selecciona las campañas que deseas incluir.
  5. Ingresa la configuración de tu estrategia de oferta y haz clic en Guardar .

El ROAS objetivo realiza ofertas automáticamente para ayudarlo a obtener el valor de conversión más alto en el retorno de la inversión publicitaria que establezcas. Vale la pena señalar que algunas conversiones pueden tener un rendimiento mayor o menor que tu objetivo.

Usa las ofertas de CPA para descubrir el ROAS

En algunos casos específicos, como las campañas de aplicaciones, puedes comenzar con las ofertas de CPA objetivo antes de pasar al ROAS.

De esta forma, podrás descubrir un ROAS de referencia sin poner en riesgo el volumen de tráfico y conversiones de tus campañas.

Ten en cuenta el período de aprendizaje

Durante el período de aprendizaje, es común que haya algunas fluctuaciones en el número de tráfico e ingresos.

Esto ocurre cuando migra de una estrategia de oferta a otra, particularmente de una manual a una inteligente.

Pero, para eso, debes evaluar si tienes la estructura para soportar unos días sin ganancias, ya que los ingresos de algunas campañas pueden llegar a cero en el período de aprendizaje.

¿Listo para calcular el ROAS?

Ahora has aprendido todo lo que necesitabas saber sobre qué es el ROAS, cómo calcularlo y cuál es la diferencia entre esta métrica y el ROI.

Ambas métricas miden el rendimiento que tu empresa ha obtenido con una inversión determinada. La diferencia es que el ROI es más completo, al observar tu negocio como un todo, mientras que el ROAS es más específico al observar los anuncios pagados.

A partir del análisis del ROAS, podrás tomar decisiones más conscientes y asertivas, además de entender si tus campañas publicitarias están generando ganancias o pérdidas.

Si sigues todos los consejos que presentamos en este artículo, no tendrás el riesgo de desperdiciar inversiones y aún tendrás la oportunidad de obtener una ganancia del 100 % con el ROAS.

Compartir este artículo
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo