Valor de marca: qué es, cómo funciona y cómo calcular

Índice de contenidos

El valor de marca está directamente asociado con la rentabilidad de un negocio en el mercado actual. Esto se debe a que el valor que una empresa genera en los consumidores impacta directamente en su experiencia de compra.

Así, una percepción positiva de la marca, en relación al mercado consumidor, puede ser un factor decisivo para el éxito empresarial.

Las empresas que no se preocupan por la percepción que los clientes tienen de sus productos y de su empresa pueden tener graves pérdidas económicas.

Sin embargo, como estamos hablando de un valor cualitativo, puede parecer complejo medir el resultado de este factor. Pero hay formas que ayudan en este proceso y debes conocerlas cuanto antes.

¿Qué es el valor de la marca?

El valor de marca es una forma de medir el valor de una marca en el mercado, en relación con la percepción del consumidor. Va más allá del valor financiero y funciona como una métrica para comprender el valor de la marca.

Para llegar a un resultado de valor de marca, es necesario comprender los activos financieros que representa la empresa y el conocimiento de la marca, que es el reconocimiento de esta empresa por la percepción del público consumidor.

Esta métrica se refiere a la propuesta de valor que la empresa tuvo a lo largo de su desempeño en el mercado. Es un diferencial competitivo intangible, que hace que los consumidores elijan una empresa sobre la competencia.

Las empresas que desean lograr un fuerte valor de marca deben invertir en marketing digital y estrategias de marca.

Para que el tono de voz, la identidad visual, la credibilidad, las causas apoyadas y mucho más, hagan que los consumidores prefieran esta empresa sin que el precio del producto sea un factor determinante.

Cuanto más positiva sea la percepción de los clientes sobre una empresa, mayor será el valor de marca de ese negocio.

¿Qué se considera para medir el valor de marca?

El valor de marca es una métrica compleja. Por este motivo, muchas empresas contratan agencias de branding especializadas para conseguir el resultado adecuado.

Esto se debe a que hay muchas perspectivas que deben analizarse para llegar a un resultado. Algunos ejemplos son:

  • Impacto y percepción del público objetivo;
  • Críticas positivas y negativas de los clientes
  • Reputación de la empresa y de los productos ofrecidos;
  • Posicionamiento en el mercado;
  • Resultados de los equipos de marketing;
  • Comportamiento de los accionistas y del mercado.

¿Cómo calcular el valor de marca?

Con el conocimiento de la información presentada en el tema anterior, aún pueden quedar dudas sobre cómo medir algo tan intangible.

Es necesario analizar cuidadosamente los factores presentados.

Perspectiva de valor de marca

Aquí, algunos puntos son fundamentales para un buen resultado. Pero, es necesario elegir un camino para que se defina el camino a seguir y sea posible calcular el valor de la marca. Algunos de estos puntos son:

  • Resultados financieros de un producto en relación al precio practicado en el mercado;
  • El valor que tiene una empresa al lanzar nuevos productos;
  • Valor de marca según el comportamiento de compra de los clientes (pensamientos, hábitos, sensaciones, etc.).

Este punto habla directamente del valor añadido del producto o de la empresa. Por lo tanto, es necesario definir uno de los puntos a analizar.

Intención de la investigación

También es necesario definir el objetivo e intención de la investigación, tiene este nombre porque el objetivo es precisamente realizar una investigación.

Para eso se analizan tres pilares, donde cada empresa elige uno de ellos. Ellos son:

  • Extensión de marca: sucede cuando la empresa tiene expectativas muy altas y tiene un gran impacto en la marca. Por ejemplo, un gran lanzamiento;
  • Poder de cambio: en este caso, se evalúa el impacto que tiene cualquier cambio, como la ubicación de nuevos productos o cambios de nombre, en la actitud del cliente;
  • Segmento: cuando el criterio es comparativo entre marcas competidoras.

Expectativas del cliente

Aquí la experiencia del cliente y las expectativas que tiene con la empresa. Esto implica mucho desde la perspectiva de los consumidores sobre cómo se sienten acerca de una marca en particular.

Aquí, los sentimientos, sensaciones, disparadores y recuerdos que tienen los clientes cuando entran en contacto con la marca. Con esto, los usuarios pueden interferir con los atributos de la empresa.

Algunas herramientas, como las redes sociales y otros canales de comunicación empresarial, pueden ayudar a lograr un resultado, a través de impresiones simplificadas y eficientes.

Atributos para medir el valor de marca 

Los atributos para medir el valor de marca son, en general, los resultados de los esfuerzos publicitarios y de los equipos de marketing.

Algunos factores, como la asociación de imágenes, la conciencia pública, entre otros, ayudan en esta medición. En este punto, la experiencia del usuario no está relacionada.

Estos aspectos muestran con mayor claridad los impactos que la publicidad y el marketing digital de la empresa generan con los esfuerzos realizados.

Lealtad a la marca 

Cada marca busca clientes leales que tengan confianza en la empresa y el potencial para aceptar el cambio.

Este tema dice mucho sobre la impresión que genera la marca en los consumidores y cómo se relacionan con la marca.

Es una forma de entender cómo reaccionan los consumidores ante una marca cuando buscan una solución que también ofrece un competidor.

Hay formas de fomentar una buena relación y garantizar una audiencia más fiel.

Enfoques cuantitativos y cualitativos

Los grupos focales ayudan a la marca a comprender la percepción de un número significativo de clientes y clientes potenciales.

Esto se debe a que, al analizar los grupos focales, es mucho más fácil elaborar un plan de marca más detallado en función de las expectativas para los próximos lanzamientos.

Es una excelente manera de proporcionar una serie de conocimientos de los clientes de una manera adecuada y significativa. Se utilizan factores cuantitativos y cualitativos para elaborar una estrategia de marca.

El ROI, en este caso, también puede estar respaldado por algún análisis.

Ilustración concepto de construcción de marca

¿Por qué es importante medir el valor de una marca?

Es muy importante medir el valor de la marca, porque mostrará cómo las personas ven una empresa y una marca, y cómo las percibe este mercado. Cuando el valor de marca es muy positivo, indica que una empresa es líder en su nicho y la marca se fortalece mucho.

Esto es esencial para cuestiones esenciales para el crecimiento empresarial saludable, como las relaciones con los inversores, las acciones y otros activos financieros valiosos. Es un factor intangible muy importante en cuanto a la recordación y percepción que los usuarios tienen de una marca.

Invertir en valor de marca requiere buenas acciones de marketing en todos los canales, tradicionales y digitales. Además, la marca necesita ser muy real en la información de sus productos, ya que los consumidores son cada vez más racionales y tienen acceso a información confiable.

Ventajas de definir un valor de marca

Son muchas las ventajas de que una marca defina un valor y sepa mejorar aún más la percepción que los consumidores tienen sobre ella.

Al fin y al cabo, el valor financiero de la empresa no es el factor determinante para evaluar el negocio en general. ¡Aquí hay algunas ventajas de definir el valor de marca!

Fortalece la conexión con el público

Las marcas líderes del mercado van mucho más allá de los productos que ofrecen, son las preferidas por los consumidores porque ofrecen una experiencia que se considera única y que el costo financiero no puede comprar.

Algunos términos necesarios para crear valor de marca ya son conocidos en el mercado, como la experiencia de marca. Después de todo, la percepción del cliente está influenciada por varios factores que no se limitan a la adquisición de un producto.

Cuando un consumidor tiene una percepción de marca más fuerte, ya no toma la decisión en función del valor del producto. Los clientes que se relacionan con la empresa de esta manera tienden a promover esa marca y forman parte de un grupo leal.

Agilidad en la toma de decisiones

La elección y definición de un valor de marca servirá de orientación para otros puestos, así como de guía para las principales tomas de decisiones a las que se enfrentará la empresa en el futuro.

Cuando la definición es precisa, se facilita todo el proceso de selección de futuros, lo que permite un mayor dinamismo en las decisiones y operaciones posteriores.

Mejora en las relaciones internas

Como ya se mencionó, el valor de marca está íntimamente relacionado con los valores e ideas del negocio.

Por lo tanto, al definir esta medida, la marca puede comunicar con mayor claridad qué valores aporta y cómo quiere trabajar sus operaciones hacia una visión de negocio y posicionamiento estipulada.

Así, es posible establecer una cultura organizacional con valores compartidos y entendidos por todos los involucrados.

Por lo tanto, los empleados y directivos están alineados y tienen comportamientos acordes con lo establecido en el valor de la marca.

Diferencial competitivo

Una empresa que tiene personalidad puede destacarse en el mercado mucho más fácilmente que las empresas que compiten sólo por productos y precio.

Al fin y al cabo, una personalidad bien definida, con causas e ideas claras, consigue crear una conexión con el público consumidor que le diferencia de sus competidores.

Ilustración concepto de construcción de marca

5 consejos para agregar valor a su marca

Crear una estrategia de valor de marca es muy importante para fortalecer el conocimiento de la marca y crear valor percibido en torno al negocio.

Sin embargo, este es un proceso que se puede inducir, pero también debe ocurrir de forma más natural con el tiempo. Después de todo, nadie llega a amar una marca de la noche a la mañana.

Con eso en mente, hemos separado 5 consejos para que pueda comenzar a agregar más valor a tu marca y mejorar el rendimiento comercial.

1. Ten un posicionamiento de marca fortalecido

El posicionamiento de marca está conectado a cómo la empresa quiere que sus clientes la perciban. Es decir, no es la forma en que los clientes ven la marca, sino cómo esta quiere ser vista.

Por lo tanto, para el cliente moderno, cada vez más conectado e interactivo en diferentes canales, las empresas que se destacan en términos de valor de marca adoptan un posicionamiento que se identifica con los valores de los consumidores.

Ofrecen productos que realmente les resuelven la vida y aún así tienden a tener actitudes acordes con lo que dicen en tus canales de comunicación.

2. Crea un vínculo duradero con los clientes

Por mucho que el consumidor moderno actúe de manera más racional, ya que puede usar muchas herramientas para analizar las mejores opciones, el factor emocional sigue teniendo un peso muy fuerte en el comportamiento de compra.

Una de las formas más eficientes es invertir en estrategias que creen un vínculo emocional entre la empresa y el consumidor, el valor de la marca.

Cuando se crea este vínculo, hay mucho peso en la decisión del consumidor, ya que la marca es “valiosa” para ese cliente.

De esta forma, tienden a hacer negocios con mayor facilidad, haciendo que la recurrencia de compras sea mayor, así como el ticket promedio más satisfactorio.

3. Sabe escuchar a los consumidores

Como el objetivo es tener una percepción muy positiva del mercado de consumo, es fundamental entender qué quieren los clientes y cuáles son los factores que más influyen en su comportamiento de compra en relación con la percepción de la marca.

Como en muchas áreas, especialmente en branding y marketing digital, saber escuchar al consumidor puede aportar insights muy valiosos para el negocio.

4. Invierte en marketing y desarrollo de marca

Independientemente del nicho o el tamaño de la empresa, los clientes están activos en las herramientas y los canales digitales. Por lo tanto, es casi imposible crear valor de marca sin un buen posicionamiento digital.

Otro punto muy relevante es que algunos canales, como las redes sociales, son excelentes vehículos de comunicación bidireccional.

Esto significa que, en las redes, la marca puede tener un posicionamiento más dinámico e informal, y los clientes pueden participar de esto, a través de comentarios, me gusta, compartir y otras interacciones importantes.

Estas interacciones muestran mucho del comportamiento y posicionamiento de los clientes sobre las acciones y el valor de la empresa.

5. Invierte en experiencia de usuario

La experiencia que tendrá el cliente al conectar con la marca, desde los primeros momentos, influye mucho en la percepción y el valor percibido.

Después de todo, todos quieren tener una experiencia de compra completa que demuestre que la empresa se preocupa por el consumidor.

Por ello, ofrecer una experiencia completa es fundamental para mejorar el valor de la marca. El momento de la postventa también es muy importante.

Al final, el cliente ya realizó una compra y ahora necesita encantarse para comprender que su elección fue la correcta.

¿Listo para medir el valor de tu marca?

Medir el valor de marca es una necesidad que deben tener las empresas si quieren ser más competitivas en el mercado. Solo así, la empresa deja de ser evaluada por el precio de los productos y de su capital, y pasa a ser percibida por los buenos atributos no tangibles.

Al comprender las formas de calcular el valor de la marca y las formas de aumentar esta medida, las empresas pueden hacer proyecciones de crecimiento mucho más ventajosas.

Página de inicio Blog Marketing Valor de marca: qué es, cómo funciona y cómo calcular
También les gustará ...
Comience a utilizar JivoChat
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo